Cargando la página...
por favor espere

 
Documento sin título
E-mail
Contraseña
Registrate para agregar tus poemas
[ inicio ]
Categorías
Agradecimiento (89)
Amistad (135)
Amor (3237)
Cómicos (38)
Consuelo (68)
Cortos (134)
Eroticos (96)
Familiar (75)
Fechas especiales (48)
Infantiles (77)
Nostalgia (441)
Otros (678)
Pensamientos (773)
Religioso (88)
Traición y odio (125)

Hojas Creativas

Publicidad


PARA AMARTE




Para amarte tanto
es necesario morirse muchas veces.
Tantas.


Y las palabras inmensas.
Las de ternura exasta.
Las de eternidad escasa.
Las requeridas (las mas temidas).
Se van tornando abismos inciertos.
Tinieblas rasas, cenizas, lamentos.
Disolviéndose entre la grandeza
que en ti pretendían alcanzaran.
Y no alcanzaran.
No alcanzan.


Soy.
Estoy.
Me encuentro en ti.


Frente a mi,
yo misma,
Te siento revolotear en mi vientre,
Veloz. 
Revolverte en mi carne
feroz.


Y soy.
Estoy.
Te encuentras en mi.


Y es que …
para amarte tanto
es necesario morirse muchas veces.
Tantas.


¿Mas que puedo temer
si el espacio se ensancha
para alejarnos?
Si tan solo debo
arrancar mis organos
Para olvidarnos.
Tan solo 
despedazarme el cuerpo
para borrarnos.


Y si existo,
¿Qué puedo sino morir?
y si muero,
¿qué podría sino existir?
entonces, mi cielo,
¿Qué puedo tener sin ti?


Tomo el recurso
de dejar de hablar
en silencio,
a la locura.
Derramando silbidos de polvo,
viejos versos que se enderezan
y telas de araña amigas,
dentro de mi cabeza.


Y se desliza
entre latido y latido
tu nombre.
Cuanto palpe cada letra
y dormí en cada pliegue.
Cuanto lo deshice
e hice,
para volver a reencontrarte
y alegrarme tanto.
Tanto.


Juego a cazar melodías
con los labios 
y nos atrapo a nosotros
y me gusta repetir 
“Nosotros”.
Porque me suena a
sabanas enmarañadas,
dos tazas en la mesilla
y piernas entrecruzadas.


Y es que …
para amarse tanto
es necesario morirse muchas veces.
Tantas.


O estar en otro lugar.
O en otro tiempo.

O en otro cuerpo.
Y no mirar
Con las pupilas duras.


De quien ya no encuentra
quien le mienta
Y topa de frente con la verdad.


Que nunca fue.
Ni dejo,
al fin,
de serlo.  


Así pues
trazo su trayectoria
de recovecos.
Hacia donde recordar. 
solo es palabra.
Y de la palabra, eco
                             eco
                                 eco.
AUTORA - Merche Monroy Fernández. 






Fecha: 30/08/2017Autor: P.ME-mail: toledo.pmg@gmail.comVisitas: 52

Comentarios


Publicidad
 

Hojas Creativas - 2008/2019
info@hojascreativas.com


Pablo Morin
www.pablomorin.com