Cargando la página...
por favor espere

 
Documento sin título
E-mail
Contraseña
Registrate para agregar tus poemas
[ inicio ]
Categorías
Agradecimiento (89)
Amistad (137)
Amor (3262)
Cómicos (38)
Consuelo (69)
Cortos (134)
Eroticos (96)
Familiar (75)
Fechas especiales (48)
Infantiles (77)
Nostalgia (446)
Otros (684)
Pensamientos (779)
Religioso (88)
Traición y odio (125)

Hojas Creativas

Publicidad


sueños de un triunfador


 Nací con espíritu humilde,

mi naturaleza era luchar,

mi alma humana guerrera 

siempre preocupada por el bien social.

Enfrenté todo con valor y tenacidad,

luché con la frente en alto y los pies sobre la tierra;

fui hombre de ideas claras,

pero con mucha humildad,

firme en mis propias ideas a pesar de la adversidad.

Supe escuchar la voz de los grandes,                       

la voz del mendigo y su peregrinar,

la lucha a diario que enfrentaban,                                           

defendiendo su dignidad.

México, yo por ti daba la vida

contigo me levantaba soñando;                                                           

mi sangre hervía en mis venas                                           

cuando injustamente, un gobierno,                                                     

a mi pueblo estaba dañando.

Diálogo abstracto de políticos,                                                     

que a ningún fin nos podía llevar,                                                   

mis lágrimas rodaban por mis mejillas                                     

viendo a mi patria casi acabar.

Me identifiqué con los más sencillos,                                                   

mi esencia y mis raíces comenzaron a mirar                                 

los políticos de altos rangos,                                                           

que egocéntricos, mediocres, empezaron a envidiar.

Yo miraba un México con hambre y sed de justicia;

niños, jóvenes con grandes sueños y ganas de triunfar; 

ellos solo miraban a mi pueblo como objeto,                       

como títeres, que sólo servían para votar.

No fui un héroe, no fui un gran líder;                                               

no fui un superhombre, ni algo sobre natural;                               

fui alguien que luché por lo inevitable                                         

que es hacerle daño a la misma humanidad.

La educación, la marginación, me preocupaban,                           

en tardes tristes me hacían pensar,                                             

como habiendo tanta riqueza y cultura                                               

mi pueblo padeciera de tanta ignorancia,                                           

y cuan grandes problemas podríamos solucionar.

Miraba yo a un México con hambre y sed de justicia,                 

un México de gente agraviada,                                                             

de mujeres y hombres afligidos                                                                   

y un gobierno, que sólo servía                                                       

para enriquecer, a familiares y amigos.

La congruencia de mis palabras y actos,                                         

me llevaron a decir:                                                                                                       

Es hora de cerrarle el paso ala influencia,                                             

a la corrupción y a la impunidad                                                       

que tanto daños hacen a mi México                                                   

y juntos, todos, podríamos solucionar.

Hoy es 23 de marzo,                                                                               

a Lomas Taurinas voy a llegar,                                                             

a despertar conciencias y almas,                                                         

voy soñando con una democracia real;                                             

mi pueblo espera impaciente,                                                           

sin saber lo que ahí me iba a pasar.

Soy Luis Donaldo Colosio,                                                                     

mi cuerpo material han eliminado,                                                     

un pueblo ya, llora mi ausencia;                                                     

 mis pensamientos y mis luchas,                                                 

jamás podrán truncar.

Porque mi México vive,                                                             

porque mi México sueña,                                                         

porque mi México es de acero,                                                                           

porque mi México es real…                                                 

empuñemos todos juntos,                                                                       

la bandera de la libertad.  




Fecha: 08/02/2018Autor: fernando cruzE-mail: cruzhernandezluisfernando@gmail.comVisitas: 48

Comentarios


Publicidad
 

Hojas Creativas - 2008/2019
info@hojascreativas.com


Pablo Morin
www.pablomorin.com